Brasil

 

Rio de Janeiro

Se trata de un país tan inmenso y con tanta diversidad de climas dentro del mismo, que se hace difícil concretar su climatología, solo decir que cuando es verano en Río, en el norte, en el Amazonas, es invierno. En el norte el clima es tropical, caluroso y húmedo, llueve constantemente, lluvia tropical de corta duración y de secado rápido. En el Noroeste la temperatura siempre es cálida.

Es preciso el pasaporte con vigencia mínima de seis meses. Idioma el Portugués-Brazileiro, su moneda es el Cruzeiro Real. En cuanto a la ropa recomiendo ropa ligera y cómoda, calzado cómodo (jersey o chaqueta para las noches, dependerá del sitio en que nos encontremos), sobre todo no olvidar el impermeable, gorra o sombrero, protector solar, gafas de sol, repelente contra insectos y no estará de más llevar suero fisiológico y un stick de amoníaco para las picaduras (no se encuentra en las farmacias de América del Sur). La mejor época para visitar este país es sin duda el mes de Febrero ya que podrá aprovechar además para ver los Carnavales de Río.

Río de Janeiro, con sus célebres playas de Ipanema y Copacabana donde seguramente estará ubicado vuestro hotel. Recomiendo un paseo al medio día cuando estas playas están en su apogeo, hay anchas ceras y paseo paralelo a las playas.

Visitas imprescindibles: Al Corcovado, monte donde se halla el Cristo Redentor de grandes dimensiones, símbolo de Río, con los brazos abiertos cara a la Ciudad. Se accede a través del túnel de Rebonços y hay que tomar un ferrocarril hasta la cima, desde arriba se divisa una magnifica vista de Río, con la enorme Bahia de Guanabara al fondo. El Botafogo; el Parque Nacional de Río, donde se pueden encontrar muestras de todas las especias botánicas existentes en Brasil, se trata de un Parque inmenso (aconsejamos ir en horas de día y mejor en grupo). Pan de Azúcar de 400 metros de altura se asciende por medio de un teleférico. Recomiendo también una excursión a las Islas Tropicales, se accede a través del pueblo marinero de Itacuruca, luego se coge un crucero a través de paisajes paradisiacos, existen más de 200 islas, las mayores preparadas para recibir a los turistas, comidas exóticas y la bebida nacional la "Cahipirinha". Se trata de una excursión muy agradable.

La comida en Brasil en general es rica y abundante, riqueza en carnes por la influencia de la cercana Argentina, existe gran diversidad de restaurantes llamados "asaderos" o "churrasquerías"; la fruta tropical es muy rica.

Os recomienfo una noche en la Sala de Fiestas "Pasarela" sin duda la mejor de Río. Cena incluida a ritmo de las mejores sambas del país, allí se exhiben los mejores vestidos que han ganado a lo largo de los años en los los distintos carnavales (los vestidos se estrenan por cada carnaval). Un espectáculo trepidante, lleno de ritmo y de color.

Carnavales de Río. Paso a dar una breve explicación de los célebres carnavales puesto que es un tema bastante desconocido. Existe el Carnaval popular, el de la calle, los hay múltiples y organizados por barrios, todo Río es un carnaval, los carnavales populares son peligrosos y tristemente célebres por sus asesinatos y excesos.

El Carnaval del Brasil tiene lugar en el Sambódromo, se trata de unas instalaciones en forma de estadio, con gradas para los espectadores, palcos, construido especialmente para este evento. Es recomendable acceder al Sambódromo en taxi desde el hotel, dentro del mismo recinto del Sambódromo hay flotillas de taxis que  cuidan de regresar a los turistas a los hoteles, la seguridad es máxima. El Carnaval dura tres días y cada día desfilan cinco escuelas de samba, se trata de una competición. Cada escuela puntúa por el tiempo de duración de su desfile, el desfile es de un kilómetro de longitud lo tienen que recorrer en una hora, ni minuto más ni minuto menos porque penaliza, luego puntúa el vestuario, la alegoría (cada escuela representa un tema determinado), todos los componentes de la escuelas, carrozas, comparsas, etc. tienen que llevar la vestimenta, la decoración apropiada en consonancia a la historia o alegoría que están representando; puntúa también la letra y la música de la Samba que estrena cada Escuela para aquella ocasión; puntúa también la "bateria" o charanga que le imprime el ritmo de samba continuada. Existen otras escuelas de samba de menor categoría que también hacen su carnaval y cada año tres de ellas ascienden a la primera categoría y tres descienden a la categoría menor, como si de un torneo deportivo se tratara. El ritmo, el color, se contagia, lo que se vive en Río por Carnavales os puedo asegurar que es una sensación y una experiencia inolvidable.

Seguridad.- En este aspecto hay que tener un poco más de precaución, quizás, que en otros lugares del mundo. Existen unos barrios marginales, las "Fabelas" a las que no hay que ir nunca solos. Precaución también en las playas en Ipanema y Copacabana, más en esta última, no se bañen a primera hora de la mañana, más bien ir al mediodía cuando hay congregación de gente. En definitiva un mínimo de precaución y siempre que se pueda no andar solo.

Para comprar el tiket o entrada al Sambódromo es aconsejable hacerlo en el propio hotel a través de los empleados de recepción, seguramente un poco más cara, ya que la habrá proporcionado el amigo del amigo (las entradas salen a la venta ya en pura reventa), pero es que de no ser así seguro que no encontraréis entrada.

Iguaçú. Se trata de un enorme complejo de cataratas situadas dentro del Parque Nacional de Iguaçú, dentro de un incréible marco de vegetación selvática. El parque Nacional cuenta con una riquísima fauna con más de 400 especies. Para llegar a las Cataratas se tiene que atrevasr el Parque, algunas veces hay que detener el vehículo puesto que con frecuencia la atraviesa  algún animal, hay incluso ocelotes (panteras).
Mi recomendación sería, de poder elegir, alojarse en el Hotel Das Cataratas, se trata de un Hotel que está estratégicamente situado al lado mismo de las Cataratas.
Es aconsejable una excursión en Zodiac hasta el pie mismo de la caída de las aguas, es sensacional. También es interesante un viaje en helicóptero, permite sobrevolar todo el Parque del Iguaçu, llegar hasta encima mismo de las Cataratas y contemplarlas desde otra perspectiva. Hay que ver las Cataratas desde el lado de Argentina atravesando el Puente de las Naciones (frontera con tres países, Brasil, Argentina y Paraguay), desde el lado argentino se aprecian mejor las tres cataratas más importantes "Los Gemelos" y "La garganta del diablo". En Foz de Iguaçú (la Ciudad) recomienfo la Sala de Fiestas Plaza de Iguaçú que presenta un espectáculo de gran calidad, se trata de un mosaico del rico folklore brazileiro, argentino y paraguayo. Es bueno.

Manaus.- Capital del Amazonas, se trata de una pequeña ciudad que en su época floreciente fue la capital del caucho en el mundo. Las semillas del árbol del caucho fueron replantadas en Indonesia, la competencia asiática originó su declive, luego ya con la llegada del plástico llegó a su total decadencia. Hoy es Puerto Franco en Brasil y vive básicamente del turismo puesto que se trata de la puerta de entrada a la selva, ésta está prácticamente colindando con la Ciudad. Es interesante visitar su Jardín Zoológico donde se exhibe buena parte de la rica fauna de la región. Museo del Indio, muy interesante, permite experimentar la evolución de los habitantes de la selva. Teatro Amazonas, se trata de una obra faraónica construido en su época de pleno apogeo, mármoles importados de Carrara, oro, esculturas, etc., se trata de un Teatro de la Opera, hoy conservado como museo, en la época de su esplendor actuó el Gran Carusso.

Pero su mayor atractivo radica en la selva. Una estancia en ella de tres cuatro días constituirá una experiencia inolvidable. Se llega a la selva atravesando la gran bahía que forman frente a Manaus los dos ríos, Negro y Solimoes, en el llamado "Encuentro de las Aguas". El Encuentro de las Aguas es  un fenómeno natural bien curioso, resulta que el Rio Negro transporta en sus aguas unos limos negros y sus aguas son oscuras, de aquí viene su nombre, sin embargo el Solimoes transporta fangos y su color es marrón rojizo, dándose la circunstancia además que la temperatura del agua en ambos ríos es distinta; cuando confluyen y se encuentran los ríos sus aguas no se mezclan, corriendo ambos ríos en paralelo y con distinto color, así hasta unos cuatro kilómetros, es un solo rio,  pero bicolor.

La estancia en la selva se efectúa en unos alojamientos llamados Lodges , existen varios. Estuvimos en el  "Amazon Lodge", se halla a cinco horas de lancha, río arriba, completamente alejado de la civilización, formado por unas cabañas construidas encima de unos enormes troncos flotando sobre las aguas, o sea una construcción lacustre, al flotar la construcción, ésta va acorde con el nivel de las aguas, con las crecidas no hay peligro de inundaciones, a parte que queda aislado de las alimañas. Se vive una auténtica aventura, en el Lodge se organizan varios programas o actividades.

"El despertar de la Selva". Hay que levantarse antes de la madrugada y embarcados con lanchas se navega una media hora por uno de los afluentes del rio, los motores de la lancha son parados para poder percibir mejor los ruidos nocturnos de la selva, aves nocturnas, mochuelos, búhos, grillos, etc, de pronto durante unos 30 segundos todo queda callado, se hace el silencio absoluto (es una sensación indescriptible), luego empieza el amanecer, un pequeño asomo de claridad y súbitamente irrumpe el ruido diurno de la Selva, pájaros, monos, fieras, etc. es extraordinario.

"Supervivencia en la Selva". Actividad que consiste en un largo paseo por el interior de la selva acompañados por el guía, éste muestra una determinada liana que exprimiéndola se puede sacar agua de lluvia para beber, un determinado árbol (le llaman árbol del pan) cuya subcorteza es comestible y contiene fécula; las castañas del Brasil que son muy sabrosas; la pesca de la "piraña" que por cierto se trata de un pez comestible con sabor algo parecido al lenguado.

"Caza del Yacaré". El yacaré es el caimán gigante del Amazonas, por supuesto que no se cazan, la salida es nocturna y provistos con linternas se deslumbran quedando inmóviles pudiéndolas fotografiar y contemplar en su propio hábitat. En definitiva es una experiencia magnífica y os la recomiendo. Todo está experimentado y muy seguro. Durante la estancia en el Lodge la comida está incluida, tipo modesto bufete abierto, sobre todo hay abundancia de frutas tropicales. El agua potable no abunda y por la noche hay que andar con lámparas de las llamadas de carburo, todo muy impactante. Aconsejo viajar al Lodge con escaso equipaje, una simple bolsa, el resto se deja en la consigna del hotel en Manaus. Sobre todo es imprescindible el impermeable, el repelente para mosquitos, un buen calzado aconsejable tipo bota y pantalón largo así como camisa con manga larga, gafas de sol y un gorro o sombrero.

 

Acceso a la web de El Iguaçu

 

Regreso a Paises

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Powered by TNET & Daniel