Para entrar en el país se necesita el pasaporte en vigor y para estancias superiores a 30 días es obligatorio, además, un visado.

Su idioma es el Thai y también el inglés. La moneda es el Bath, moneda que hay que procurar recambiar antes de abandonar el país puesto que fuera de él no hay recompra. Las tarjetas de crédito son bien admitidas prácticamente en todos los sitios.

                                            

El Clima es tropical y muy caluroso, la época del monzón abarca prácticamente medio año (de Mayo a Octubre), durante la época del monzón es de auténtico bochorno. En el Sur se registran lluvias en forma de chaparrón y que suelen durar unas dos horas, después sale un tórrido sol. El clima es más fresco y seco en el norte. Los periodos menos húmedos van de Noviembre a Febrero.

Las temperaturas máximas durante todo el año son, de 32 a 35º y mínimas de 20 a 25º.

Se recomienda la ropa ligera y suelta, trajes de algodón y además ropa que se pueda secar rápida después de los abundantes y cortos chaparrones.

Predomina la religión budista y en todo el país abundan los templos de este culto. Como curiosidad propia de su cultura, más que de su religión, destacamos las llamadas "casas de los espíritus" Consiste en unas casas miniatura construidas en madera y que se instalan encima de un poste en el jardín o en la entrada de las casas, en estas casitas se les colocan frutas, flores, artículos olorosos y oraciones, constituyendo para ellos la presencia espiritual de los difuntos de la familia.

Hay varios mercados, el más característico es el Mercado Nocturno, en él se ofrecen las mejores, algunas regulares pero la mayoría muy malas imitaciones en ropa de confección de las mejores marcas, relojes, antigüedades, etc. , todo lo inimaginable, a precios irrisorios, aunque la calidad evidentemente deja muy que desear; con todo los artículos de algodón son de bastante calidad. Para comprar artículos garantizados son aconsejables las tiendas ubicadas dentro de los propios hoteles. Hay que destacar las piedras preciosas y semipreciosas, se compran muy bien. Son características las sortijas, pendientes y colgantes de rubíes, zafiros y esmeraldas.

 

Bangkok.- Lo primero que apreciamos es la vorágine de las calles, abarrotadas de tráfico, camionetas, los "tuc-tucs" (triciclos taxi), coches, transeúntes, polución, bochorno, olor a comidas y a especias, (de los múltiples tenderetes de comida que hay en plena calle), desorden, guardias de trafíco que más bien parecen malabaristas sorteando los vehículos para que no les atropellen. Todo ello forma parte de Bangkok, a las dos primeras horas de haber llegado ya se encuentra normal. Una recomendación que viene al paso, procurar en los desplazamientos realizarlos con tiempo suficiente toda vez la ciudad registra enormes atascos y para los pequeños recorridos, por supuesto, mejor hacerlos a pie.

Lo segundo, se puede afirmar que Bangkok es la Venecia de Oriente, surcada por gran cantidad de canales en donde registra también un gran transito de barcas, lanchas, lanchas a motor, etc.. En los canales existe la misma vorágine que en las calles.

La mayoría de hoteles hacen justicia al denominado "lujo oriental", el personal dedicado al servicio es abundante y suele ser esmerado. En los hoteles se come bien y sobre todo para quien le guste la fruta tropical es una auténtica gozada. Cuidan el detalle hasta el punto de colocar encima la mesa en la hora del almuerzo esculturas hechas en hielo, figuras que igual se han pasado varios empleados toda una mañana para crearlas, para que después se derritan en unas horas.

 

 

Es obligado visitar y además incluido en todos los turs: El templo del Buda de Oro, magnífico y de un valor incalculable, con solo decir que pesa 5000 kilos.

 

Buda de Oro

En todos los templos hay que descalzarse al entrar; se permite hacer fotografías y vídeo. Es costumbre depositar una pequeña limosna, ello da derecho a realizar una ofrenda, consiste o en encender una vela o colocar una pegatina de pan de oro a los pies del Buda.

El templo de Wat Po que alberga el Buda Reclinado. Se trata de una figura de Buda, colocado horizontalmente o tumbado, mide 46 metros de largo y tiene 15 metros de alto, se trata de una colosal figura. A su alrededor hay decenas de depósitos en forma de olla para recoger las monedas que se le ofrecen, cada olla tiene distinto grosor y cada una de ellas emite un sonido distinto al echarle la moneda, ello da suerte, prosperidad y fertilidad, depende de lo que se busque (invento de los monjes budistas).


Buda reclinado

También está el Templo Wat Benjamaborphit o Templo de Mármol, de gran belleza.


Templo Wat Benjamaborphit

Es imprescindible la visita al Palacio Real y si se visita en un tour, éstos suelen dedicar a ello unas dos horas. Mi recomendación es luego regresar y visitarlo con detenimiento y a tu aire, es una maravilla.


Palacio Real

 

 

 

Se dice de él que es el palacio más bello de oriente, creeo es cierto, el recinto del palacio consta de varios edificios entre los que destaca el Wat Prakeo (Templo del Buda Esmeralda), alberga una imagen de Buda tallada de una sola pieza de jade color esmeralda, alrededor del Templo del Buda Esmeralda hay nueve torres; el Panteón de los Reyes; Jardines; más templos, todo de una gran riqueza, decorados con colores rojos y dorados, miles de campanillas que suenan al viento. Da la sensación de estar en otra dimensión. Para la visita al Palacio Real hay que proveerse sobre todo de gorro o sombrilla, abanico y mentalizarse a pasar calor.

 

 

 

Buda Esmeralda

Palacio Real

 

Mercado Flotante: Es muy típico. Situado entre varios canales, a ellos llegan cientos de campesinos con sus barcas para vender sus productos, frutas, hortalizas, de todo, incluso serpientes. En sus alrededores existen comercios ya muy de cara al turismo, incluso la mayoría de estas barcas se dedican a vender souvenirs, con todo no deja de ser típico puesto que está lleno de colorido y de popularidad.

 Mercado Flotante

 

"Jardín de las Rosas", no se incluye en algunos tours, totalmente recomendable, aunque está algo alejado de la Ciudad. Se puede acceder con unas lanchas que efectúan este recorrido, el trayecto por los canales ya de por si vale la pena.
Se trata de un complejo en donde podréis ver elefantes y dar un paseo en ellos, bellos jardines repletos de orquídeas, riachuelos, puentes, etc., es idílico; pero sobre todo es interesante por su espectáculo Thai.
Se realiza en un recinto y hay exhibición de lucha Thai, y también del folklore de las distintas regiones de Thailandia, el momento culminante es la representación de una boda Thai, con elefantes incluidos, sacerdotes, invitados, novios, todo ambientado con sus trajes típicos y al son de música oriental. Es una maravilla.


Jardin de las rosas


Lucha Thai


Boda Thai


Boda Thai

Visita a la granja de serpientes y cocodrilos, de gran exotismo; a una hora determinada del día hacen la extracción del veneno de la cobra, luego éste es vendido al Instituto Pasteur (uno de los más importantes está radicado en Bangkok) con este veneno fabrican medicamentos. La visita al Instituto Pasteur, situado en el Centro de la Ciudad, también es recomendable visitarlo, es muy interesante.

Aconsejo que cuando salgáis ya de Bangkok y os dirigís al Norte, no dejar de pasar por Ayuthaya antigua capital del reino de Siam. Encontraréis impresionantes templos y fortalezas inmensas y aunque está prácticamente en ruinas constituye el testimonio del gran esplendor que tuvo. Encontrarán también el "Templo Prang Sam" (el Templo de los Monos), habitan en él millares de monos.


Templo de Prag Sam


Monos en Prag Sam

Phuket.- Llamada Perla del Sur, se trata de un lugar de paradisíaca belleza, playas de agua cristalina en donde se configuran todas las gamas de azules turquesa, entre sus innumerables rincones destaca Patomg Beach y Rawal Beach, playas preciosas. Si desean unos días de relajación vayan a Phuket y eludan Pattaya (suelen ofrecer ambas alternativas en la mayoría de tours) Pattaya es una vorágine de Clubs de vida nocturna, ruidosa y hasta incómoda. Sinceramente, no hay comparación con Phuket.


Phuket

 

Muang Sam Mok.- Conocida como la "Ciudad de las tres nieblas", popularmente la llaman "Hong Son", se trata de la más remota provincia del norte de Thailandia, situada en una zona casi inaccesible y aislada del resto del país por densos bosques y montañas. Hoy gracias a las comunicaciones se ha abierto la puerta a la "Ciudad de las tres nieblas" al mundo exterior ofreciendo la posibilidad de conocer una herencia cultural única en un entorno de gran belleza natural. Se trata de una extensión de su viaje casi imprescindible. Allí encontraréis a las "mujeres jirafa", llamadas así porque desde pequeñas les colocan unos anillos de latón alrededor del cuello y conforme van creciendo se les van colocando anillos.


Mujer Jirafa

 

Tenía entendido que mediante esta práctica se les iba alargando el cuello. Esa es la creencia más generalizada pero se trata de un error. Según nos informa Andrea Grimalt, a quien le agradecemos la aclaración, estos anillos no alargan el cuello, es decir las mujeres no se hacen más altas por así decirlo, al contrario, es debido al aplastamiento de las clavículas y de las costillas debido al peso a que van siendo sometidas gradualmente. Por lo tanto las mujeres no crecen, no van hacia arriba, si no hacia abajo, se van "aplastando". Lo cual constituye una práctica mucho más brutal, si cabe, con respecto a lo que teníamos entendido.
Ya nunca jamás se podrán quitar los anillos puesto que al tener todas las vertebras deformadas quedarían desnucadas.

Chiang Mai.- La Rosa del Norte, hermosa ciudad en un valle rodeada de montañas, a orillas del Rio Mackok. Destaca el Templo de Wat Phra Doi y la Tribu de los Meos, la tribu más antigua de Thailandia que habitan en una colina de 1000 metros de altitud desde donde se divisa un bello panorama. El Templo Doi Sukhep. En Chiang Mai se puede asistir a una cena espectáculo "Kantoke", exhibición de danzas tribales, exóticas de gran belleza. Las compras recomendadas en Chiang Mai son los artículos de plata y madera tallada, todo ello trabajado de forma artesanal, auténticas maravillas.

 

Chiang Rai.- En su camino se encuentra el centro de adiestramiento para elefantes, donde los entrenan para el transporte, básicamente de arboles (los transportan con la trompa), también se puede ver un espectacular vivero de orquídeas (la orquídea es la flor nacional). La ruta es extraordinariamente bella en pleno contacto con la naturaleza exuberante, en una selva exótica, hacia el Rio Kok , se encuentra la Tribu Karen que debido a su situación de relativo aislamiento han preservado su idioma y costumbres en el paso de los años. Llegaran al llamado "Triangulo de otro" lugar fronterizo con los tres países, Thailandia, Birmania y Laos, una ruta maravillosa, espléndidas montañas habitada tribus nómadas. Se llega a la población de Mac Sai, el punto más al norte de Thailandia, viven del intercambio de mercancías con Birmania, Mac Sai es un mercado en donde se concentran los campesinos que acuden de todas las pequeñas aldeas a vender sus productos.

REGRESAR A PAISES

 

Powered by TNET & Daniel