Suiza

 

 

Es uno de los países más ricos del mundo. Es famosa su neutralidad (no pertenece ni siquiera a la ONU). Un país cuya calidad de vida es superior. Para entrar al país se precisa de Carta de Identificación o Pasaporte, (curiosidad), aunque esté caducado, es el único país del mundo que se puede entrar con pasaporte caducado de hasta cinco años.

Sus idiomas oficiales son el alemán, el francés y el italiano. Su moneda, el Franco Suizo. Un € equivale a 1,5 Franco Suizo.

El Clima es Alpino, muy variable dependiendo de la altura y de la orientación de los valles. Las primaveras y otoños son muy agradables, con algunas precipitaciones. Fresco por la noche. Veranos poco calurosos y los inviernos fríos. La mejor época del año para visitar este país es en verano, aunque también en primavera permite contemplar los valles nevados con todo su encanto.

Consejo muy importante: Si se accede por carretera es muy importante en el momento de traspasar la frontera adquirir la Viñeta de peaje. "Vignette". Se trata de una tasa para sus "autopistas", (luego no hay controles de peaje), éste adhesivo dura todo un año y su coste es tal vez elevado por unos pocos días. Al pasar la frontera no se informa de este requisito, ni se exige ( lo dan por sentado) y la mayoría de turistas que no lo llevan luego son detenidos por la Polizze y fuertemente multados por no llevarla ( a más de uno le ha amargado el viaje). Son estrictos en los límites de velocidad, no se puede pasar de 80 Kms. hora, ni de 120 en las autopistas.

Se trata de uno de los países más limpios y ordenados que existen. Los jardines y plazas primorosamente cuidadas, la circulación ordenada. Existen incluso ciudades en la que no es permitida la circulación en el centro para evitar la contaminación. Los autobuses van con tracción eléctrica. Un encanto de país.

Uno de los medios relajantes y buenos para conocer Suiza si se dispone de tiempo es por medio del tren, los trenes suizos son de los mejores del mundo, su red ferroviaria es extensa, 1.600 kms., con el tren se puede ir prácticamente a todos los sitios. Existe el "Swuiss Pass" que se puede sacar por 4/8/15 días y hasta un mes. El "Pass" sirve para todos los trenes y combinaciones posibles su única limitación es su duración.

En Suiza no existe el Impuesto de Lujo por lo que las compras suelen ser interesantes, los comerciantes suizos son muy correctos y de una escrupulosidad comercial legendaria. Zurich está especializada en la venta de brillantes, Se compran bien artículos como relojes, artesanía, navajas suizas (suvenir típico), chocolate (el mejor del mundo aunque se disputa este título con los austríacos).

Son muy estrictos con los animales de compañía y si viajáis con ellos no se olvidaros de llevar consigo los certificados de vacunación, etc.

No existe acuerdo bilateral de asistencia médica con la mayoría de pases, excepto con los limítrofes. Será útil contratar un seguro de asistencia médica desde el país de origen, aunque hoy en día la mayoría de médicas ya ofrecen este seguro de Asistencia Internacional, tipo Mundisalud, éste es válido.

Su cerveza es excelente, la pastelería suiza de fama mundial.

Gastronomía: Fondeu, quesos, salchichas, etc. En general los precios son altos y los restaurantes caros.

No vamos a entrar en detalles de la gran diversidad de lugares para visitar, para esto está nuestra Web la Sección El Mundo de los Viajes.

Mencionaré brevemente lo más principal, desde el punto de vista práctico:

Rheinfall (Cataratas del Rin) Uno de los fenómenos naturales más atractivos de Suiza, el Rin se precipita desde unos 20 metros, tienen una anchura de 150 mts. En medio hay tres grandes rocas. La época más favorable para visitarlas es Junio-Julio (las aguas son más abundantes debido al deshielo). Recomendamos verlas a partir de las 4 de la tarde o a primera hora de la mañana, las condiciones de luz originan unos curiosos fenómenos de refracción, irisaciones, etc. Se pueden visitar desde ambas orillas, existen miradores. También hay unas lanchas que van justo al pie de las rocas en la caída de las aguas.

Rheinfall (Cataratas del Rin)

 

Berna. Su ciudad antigua es completamente medieval, iluminada de noche es preciosa. Destacamos la Torre del Reloj.


Berna

Zúrich. Con su precioso lago repleto de bellos y majestuosos cisnes. Recomendamos una salida nocturna al Restaurante-Espectáculo "Kindli".


Zúrich

Muy interesante la ruta que va desde Ginebra-Berna-Zürich-Lucerna (por el paso de Brüning hacia el Lago de Brienz.

Gruyers. La ciudad que da fama a los quesos de su mismo nombre. Una ciudad lleno de encanto medieval.


Gruyers

Ginebra. Con su famoso Lago Leman,


Ginebra - Lago Leman

Lugano - Otra ruta también interesante es la que va por Disentis hasta Lugano. En Disentis se coge el "Glaciar Exprés" atravesando el corazón de los Alpes Suizos, cimas cubiertas de nieve, bellos prados, encantadores pueblos de montaña con sus casas de madera y sus balcones repletos del colorido de los geranios, de auténtica postal. Se llega a Lugano , ciudad ya fronteriza con Italia, el lago de Lugano es muy parecido al Lago Leman, tiene también su gran surtidor. (contrario a lo que mucha gente se piensa se trata de géiser artificial). No recomiendo pernoctar en los hoteles junto al lago en verano y si se hacen tengan la precaución de mantener las ventanas cerradas, las aguas del lago producen gran cantidad de mosquitos que por la noche son atraídos por la luz (sufrí la experiencia), durante el día no molestan.


Lugano

Otra ruta recomendad es por Sant Moritz a través del Paso Julier acercarse hasta Vaduz en el principado de Liechtentein (encantador, junto con Andorra y Mónaco son los tres países más pequeños de Europa).

Lucerna, con su famoso lago, es curioso el puente de madera cubierto y decorado en su interior con pinturas del siglo XVII.


Lucerna

 

 

Jungfraujoh Tengo que hacer una mención especial a este bellísimo lugar, tal vez el más emblemático de Suiza. Se accede a él a través de Interlaken tomando un ferrocarril de montaña, tipo cremallera, la Jungfrau está situado a 3.475 metros de altura y es una montaña muy singular en ella se origina el glaciar de su mismo nombre.
En la cumbre existe un Restaurante y el Palacio del Hielo, se trata de un recinto excavado dentro el propio glaciar y allí están exhibidas deferentes esculturas esculpidas en el hielo. Si se tiene la suerte de encontrar un día claro (no siempre se consigue) la vista es un regalo de Dios. Es una excursión que no se deberia perder (hay que dedicar un dia entero) . Se dice que quien no ha estado en la Jungfrau no ha estado en Suiza. Advertencia: como se tiene que hacer transbordo en un tren y tres cremalleras, el viaje aunque muy pintoresco es largo, se tienen que prever, como he comentado, todo un día para subir a la Jungfrau.

REGRESAR A PAISES

Powered by TNET & Daniel